Sign In
​​​​

Red pública de Bogotá líder en América Latina en elaboración de máscaras para pacientes quemados​​

Julio 21,2017

Red pública de Bogotá líder en América Latina en elaboración de máscaras para pacientes quemados

Red Pública Líder en América

La Unidad de Servicios de Salud –USS- Simón Bolívar, perteneciente a la Subred Norte, lidera en Colombia y América Latina el proceso de realización e implementación de las llamadas "máscaras transparentes para pacientes quemados", en zonas prioritarias del cuerpo como rostro y cuello.

Estas capacitaciones, impartidas principalmente al personal asistencial de los hospitales nacionales e internacionales, es fruto de una alianza con la organización internacional "Médicos por la Paz", a través de la cual se busca fortalecer el servicio de atención a los pacientes quemados de diversas regiones mediante programas educativos y autosostenibles.

Desde el año 2013, "Médicos por la Paz" capacita al equipo de expertos en rehabilitación de la USS Simón Bolívar (terapeutas físicos, respiratorios y fonoaudiólogos), quienes tienen a su cargo la tarea de replicar dichas enseñanzas a sus pares en el tema.

Las "máscaras transparentes para pacientes quemados" funcionan como un dispositivo elaborado con una lámina termoplástica, que a su vez cuenta con un filtro UV como elemento de protección contra la luz solar. Se utilizan para protección de cara y cuello en personas o pacientes que padecen quemaduras de segundo grado profundo. Logra prevenir las hipertrofias o queloides (lesiones de la piel formadas por crecimientos exagerados del tejido cicatrizal) en adultos y en niños a partir de un año de edad.

Según la terapeuta ocupacional, Yinna Martínez Romero, quien ha estado al frente de las capacitaciones, el equipo de expertos de la USS Simón Bolívar ya ha participado en siete entrenamientos sobre el tema realizados en países como Costa Rica y Nicaragua, y en ciudades colombianas como Cúcuta, Bogotá y Popayán; en esta última ciudad se realizó el más reciente entrenamiento en el Hospital de Popayán.

Con la "máscara transparente para pacientes quemados" se han beneficiado cerca de 100 pacientes, entre ellos, Natalia Ponce de León y María Paula Vargas; ésta última víctima del accidente de la avioneta que cayó en zona residencial del occidente de Bogotá. A cada una de ellas se les han elaboraron tres máscaras. 

"Estoy viva gracias a los médicos de la Unidad de Quemados de la Subred Norte"

El pasado 18 de octubre de 2015, los bogotanos se sorprendieron ante la caída de una avioneta bimotor, que a tres minutos de despegar del aeropuerto El Dorado rumbo a Guaymaral, cayó sobre una casa del barrio Villa Luz (occidente de Bogotá). El saldo fue de cinco muertos y 15 heridos, 9 de ellos trasladados a diversos centros asistenciales, entre estos a la USS Simón Bolívar.

Entre los heridos graves estaba una menor de 11 años quien ingresó en delicado estado de salud a la USS Simón Bolívar. La menor sufrió graves quemaduras, de segundo y tercer grado; ese día María Paula se encontraba con sus padres en la panadería del barrio Luján, cuando la aeronave colisionó contra el establecimiento.

Desde su ingreso, la pequeña siempre estuvo en delicado estado de salud. Su padre, de 50 años, falleció en el lugar de los hechos y su madre, con quemaduras de segundo y tercer grado en el 80% del cuerpo, falleció una semana después.​

Desde que fue dada de alta, la menor y su familia siempre han resaltado la labor del personal asistencial que participó en su recuperación durante esa larga estancia hospitalaria. Reconocen la entrega total de los profesionales de la USS Simón Bolívar, quienes fueron pieza clave en su proceso de recuperación a través del cual se le implementaron tres máscaras.